Un factor clave consiste en diseñar una oferta de servicios que pueda diferenciarse de los vehículos a combustión

El sector de vehículos eléctricos transita uno de sus más importantes retos de la industria automotriz. Las empresas nunca se imaginaron un escenario de petróleo barato o una crisis económica derivada de una pandemia global cuyo origen fue China, una de las potencias tecnológicas y en particular sobre movilidad eléctrica. En entrevista exclusiva con NotiPressDerek Hall, fundador y CEO de la firma mexicana eZERO, compartió su visión sobre el valor agregado empresarial y las estrategias para construir negocios sustentables en tiempos de combustibles fósiles baratos y Covid-19.

Por su parte, eZERO comercializa vehículos eléctricos utilitarios en México y confía en su temprana llegada al mercado, aunque prevé, en el futuro habrá competidores ofreciendo unidades OEM (Original Equipment Manufacture por sus siglas en inglés) y los fabricantes tendrán ofertas atractivas para que clientes hagan las personalizaciones de las unidades. Anticiparse a los desafíos corporativos es parte esencial del pensamiento estratégico empresarial, sugiere el presidente ejecutivo de la firma de movilidad eléctrica.

Ante esto, un factor clave para la marca de utilitarios de última milla es el dominio de los componentes de los vehículos eléctricos. Es esencial considerar las barreras culturales y de comunicación cuando se pretende el respaldo de marcas extranjeras en productos comercializados en México, agrega el experto en entrevista. En este sentido, el conocimiento y experiencia es clave y ofrece una ventaja competitiva al contar con especialistas de más de 15 años del sector de la movilidad eléctrica. Las diferencias con relación a la mecánica automotriz de vehículos a combustión lo son todo en épocas de petróleo barato.

Nuestros vehículos de carga eléctricos tienen una arquitectura muy simple y son plataformas extremadamente prácticas“, agregó el fundador. Asimismo, la comprensión de la programación de sistemas de administración de baterías (BMS por sus siglas en inglés) en territorio mexicano se convierten en una ventaja competitiva para la marca comercializadora de utilitarios eléctricos.

Otra característica de valor que demuestra la empresa automotriz es la posibilidad de ofrecer a los clientes una prueba de sus unidades a fin de garantizar la comprensión en tiempo real de una nueva forma de llevar la logística y distribución, no solo por la optimización operativa y de costos, sino bajo nuevos paradigmas empresariales de consciencia ambiental. Esto permite a las compañías una transición ordenada hacia flotas eléctricas. “No muchos [proveedores] OEM grandes podrán ofrecer un enfoque tan práctico al cliente“, opina Hall, de pensamiento pragmático y de origen canadiense.

Hall integró al negocio una característica novedosa del valor agregado que ofrece la firma de electromovilidad. Brinda una garantía extendida en alianza con Garanti-Plus, proveedor del sector seguros. Esto da respaldo a la marca y transmite confianza a los clientes a largo plazo. Si bien en el negocio de vehículos que funcionan con derivados del petróleo las garantías son normales, la novedad consistente en su adaptación a unidades de alta tecnología en tiempos donde aún no se observa un uso masivo de utilitarios eléctricos.

El enfoque principal será educar a las empresas sobre los beneficios de la electricidad y el respaldo que podemos dar“, enfatizó el canadiense sobre la más importante función de eZERO en territorio mexicano en tiempos de pandemia. Con ello, el fundador de la firma de vehículos utilitarios diseñados para compañías de distribución de última milla pretende influenciar el pensamiento de los negocios basados en combustibles derivados del petróleo y plantea sutilmente un modelo de mayor responsabilidad social y coherencia con prácticas amigables al medio ambiente.