Movilidad Eléctrica

Tal como se mencionó en un artículo anterior, los pronósticos apuntan a la sustitución gradual e irreversible de la flota de vehículos de combustión interna por vehículos eléctricos.
Lo anterior obedece a diversos factores tales como: precios asequibles y variedad de modelos, reducción de tarifas y esquemas inteligentes de suministro de electricidad, políticas gubernamentales, nuevos perfiles demográficos de los consumidores así como cambios en sus gustos y preferencias.
La proyección global de BloombergNEF, revela que para 2040 los vehículos eléctricos representarán más del 55% de las ventas de vehículos nuevos contribuyendo al 30% del parque vehicular total. Esto significa más de 500 millones de vehículos de pasajeros y 40 millones de vehículos comerciales en circulación.
En el caso particular de vehículos de carga, el mismo reporte señala que la migración será más evidente en vehículos de logística urbana de ultima milla. El incremento del e-commerce, así como restricciones de espacio y presupuestales contribuyen a esta tendencia. Hay todavía muchas preguntas respecto a la conveniencia y rentabilidad de los vehículos eléctricos, particularmente respecto a la carga de las baterías: ¿Cómo y dónde se hace? ¿Cuánto cuesta y cuánto dura? ¿vida útil y valor de reventa de las unidades? ¿son seguros?.